viernes, 11 de abril de 2008

Post gráfico Nº1 - Cuenta lo que sientes

Pincha sobre la imagen para verla en grande y poder leer

21 comentarios:

Maria Gabriela Costa dijo...

Te felicito por tus trabajos , realmente me impacto tu blog, saludos desde Argentina, de otra artista plastica.
larussacosta.blogspot.com

Anónimo dijo...

Hola Carmen:

Me gusta lo que haces, os he conocido a traves de Arte10. Eres una persona apasionada y eso es lo que transmiten tus obras. Sabes captar las emociones de las personas retratadas. Tienen mucha gracia sus expresiones. Me ha gustado mucho que tu pintura es un poco tu diario personal, se te conoce a traves de ella. He disfrutado mucho con tus trabajos.

Yo tambien soy una apasionada de la pintura, por si te apetece ver lo que hago.
http://www.anaglezpintura.com

Saludos

Ana Gonzalez

Rebeca Ponte dijo...

tu trabajo está lleno de energía y de vida, de ganas de vivirla.
Me gustan los rojos de tus cuadros, como el de las barcazas, lo que me gusta mucho además es tu pasión y autenticidad, felicidades.
Rebeca

Anónimo dijo...

Hola,

La verdad que lo que siento al ver tus cuadros es una sensación de desorden, de prisas. Parece como si solo recogieras las primeras impresiones sin darle tiempo a tu cerebro a "sentir" lo que tienes alrededor. Como si un impulso irrefrenable de pintar te impidiera tomarte mas tiempo para observar y sacarle todo el partido a lo que ves.

Debo decir que no soy demasiado partidario del expresionismo (pq a mi tus obras me parecen de un estilo expresionista...a lo mejor me equivoco). Soy mucho mas partidario de un lenguaje mas estructurado donde la proporción y el matiz tienen un valor alto. No soy partidario de contrastes extremos, ni de "grandes bloques". Claro que eso exige una ejecución mas lenta incompatible con la esencia misma del concepto viaje. Sin embargo esto solo son mis gustos claro, no la ley.

Saludos.

Anónimo dijo...

¿Y exactamente qué es lo que Carmen se está perdiendo? Su forma de trabajar implica estar realmente en los sitios. Creo que si hay algo que caracteriza a Carmen es su autenticidad, su sinceridad.

Hoy por hoy, en la pintura naturalista que rechaza todo rastro expresionista, la que tú llamas "más estructurada" se usan fotos de los lugares y personas para copiarlas mecánicamente.

Por mi parte prefiero mil veces el trabajo del cerebro humano con "un impulso irrefrenable de pintar" que la copia servil de una foto cuyos matices son muy pobres en comparación con lo que los ojos pueden registrar. ¿Es que vale más la composición y contraste tonal que brinda un aparato mecánico que el trabajo creativo del cerebro trabajando sobre el total de nuestras percepciones? Creo que no.

Evidentemente no tiene por qué gustarte lo que pinta Carmen, pero creo que ese psicoanálisis tuyo está fuera de lugar.

Anónimo dijo...

Creo haberme expresado con la mayor educación y sin faltarle al respeto a nadie como para merecer ese comentario pero supongo que es cuestión de apreciación.

Los ojos registran muchos mas matices que una cámara es cierto, pero por desgracia el que no registra tantos matices como la cámara es el cerebro. Esto lo explican mucho mejor de lo que yo podría hacer en los libros de psicologia de la percepción. Asi que cuando un cerebro no se toma su tiempo para registrar los detalles lo que está ocurriendo en realidad es una pérdida de matices no una ganancia. Es decir que al utilizar una técnica mas expresionista el cerebro concentra su atención en lo mas llamativo, aquello que mas le impacta, dejando de lado aquellos detalles que menos sobresalen, pero que muchas veces enriquecen una escena, como por ej. un gato cruzando perezosamente por un ángulo de la escena.

En cualquier esto solo es una opinión que me he permitido dar en respuesta al llamamiento de la autora de los cuadros. Estoy seguro de que ella es mayorcita para defenderse sola y rebatir mi opinión mediante un debate tranquilo y fructífero para todos.

Saludos.
Fdo. El Anónimo estructurado :)

Anónimo dijo...

No entiendo por qué te enfadas. Tengo tanto derecho como tú a escribir en este blog: están permitidos comentarios anónimos, tuyos y míos.

A mí no me parece que tengas razón. El resultado cromático, tonal y compositivo de una foto es muy uniforme y simple, plano perceptivamente en comparación con un cuadro, y eso también ha sido estudiado por la psicología de la percepción. Puede que la cámara registre muchos tonos, pero las copias en papel no, y la pantalla tampoco sabe traducir con exactitud los colores, si así fuera no habría el gran problema de los espacios de color, y sería innecesaria la calibración de dispositivos, que da trabajo a bastantes especialistas.

Por otra parte si lo que intenta un pintor es justo lo que consigue la fotografía no sé qué sentido tendría seguir pintando.

En un artista la experiencia, las "horas de vuelo", el "oficio" es lo que cuenta. Y el cerebro de un artista no es una simple máquina registradora de matices como tú quieres hacer creer. He visto a Carmen Martín pintar en alguna ocasión y es sorprendente, llega a un nivel de concentración que no he visto jamás en gente corriente. No estoy de acuerdo con tus apreciaciones en las que mezclas ciencia con tu propia opinión. Una cosa es que creas, opines algo, y otra que lo intentes justificar universalmente aludiendo a la ciencia de forma parcial. Los grandes científicos nunca son tan tajantes con lo que desconocen, y por ahora el funcionamiento de la mente artística en trance no está tan estudiado.

Puede, ya digo, que no te guste la forma de pintar de Carmen Martín -a mí me apasiona, y más después de haberla visto en acción- o que te guste más tu propia forma de pintar, y que te transmita lo que dices, desorden, prisas. Al fin y al cabo es lo que la propia autora pide en este post, que se opine de lo que cada uno siente. Pero lo que no me gusta es que quieras sentar cátedra aludiendo a razones científicas que usas de forma bastante general y vaga, tan sólo para justificar lo que en sí es un sentimiento.

Y en cuanto a lo que yo siento por los cuadros, a mí me parecen delicados, con una gran sabiduría, como obras clásicas, a pesar de que el lenguaje usado es rabiosamente moderno.

Luis O. C.

Anónimo dijo...

El que parecía enfadado eres tú, en tu primer intervención quiero decir. Y no sé en que parte he cuestionado tu derecho a escribir en este blog, la verdad.

A ti no te parece que yo tenga razón....vale ¿Y qué? Crees que he escrito alguno de los comentarios para tener tu aprobación. En realidad me da completamente igual que estés o no de acuerdo conmigo. Lamento que mi primer comentario no sea complaciente con el estilo de una artista que a ti te entusiasma pero es lo que opino, y así lo escribo. Si la autora buscaba solamente comentarios facilones y alagüeños pues haberlo dicho en la petición de comentario.

Como sabes que el resultado cromático de una foto es simple, si en realidad lo estás viendo con tus ojos. Como sabes que no son tus ojos los que no son capaces de ver mas matices.

Pintar no tiene ningún sentido en ningún caso, o los tiene todos si lo prefieres. Desde el momento que es un acto puramente subjetivo y personal no existen reglas ni leyes que le puedan dar sentido. Así que copiar una foto en todos sus detalles tiene el mismo sentido que pintar un cuadro expresionista, o vice versa.

El cerebro de un artista es como el de cualquier ser humano. Exactamente igual. No existe el mito del artista con una visión diferente y con unas capacidades sobrehumanas que lo diferencian de los demás. En realidad es simplemente una persona que por medio de unos pigmentos explica lo que ve. Pero su visión es tan válida como la de cualquiera, y por tanto la de cualquiera es tan válida como la suya. Y mucho más cuando usa técnicas expresionistas, dado que estas en realidad no se acojen a ninguna regla.

El nivel de concentración no indica que un pintor sea mejor o peor, si fuera así los autistas, que viven reconcentrados en sus propios mundos, serían todos genios de la pintura.

Te aseguro que yo no intento sentar cátedra de esto ni de nada.

Saludos.

Fdo. Anónimo Estructurado :)

Luis O. C. dijo...

Puede que físicamente, en cuanto a los más o menos 1400 cc de cerebro que poseemos, todos los cerebros sean iguales. Pero la manera de usar el cerebro varía mucho de unos a otros individuos.

Las conexiones que se hacen dentro del cerebro en determinados usos -por ejemplo, pintar- no son las mismas que en otros usos como correr o comer un filete, por ejemplo, ni funcionan igual ante determinados estímulos el cerebro de un autista, un artista, un soldado o un concursante de GH.

Por otra parte decir que el expresionismo carece de normas -aceptando que Carmen Martín sea expresionista, claro- es desconocer un poco de qué va esto de pintar. Toda arte implica normas, también la pintura expresionista.

Luis O.C.

Carmen Martin dijo...

Pues creo que es una cuestión de gustos. Tú mismo dices, anónimo, que no eres partidario del expresionismo y a mí me incluyes en este movimiento artístico.

Pues vale. Es probable que observemos cosas diferentes y de distinto modo. Por lo que me cuentas, me parece que lo que a ti te gusta en pintura a mí no me dice nada, incluso te diría que puede que la encuentre (esa pintura) desordenada y hecha con prisas y sin dedicarle tiempo a observar.

De todos modos, gracias por escribir.

Adeu.

Carmen Martin dijo...

Luis: oye, cuando me veas pintando por ahí, dime que eres tú, porque después de todo lo que has escrito aquí, casi te comería a besos... ¡qué pena que estoy casada! ¡mierda!

Anónimo dijo...

....."Tú mismo dices, anónimo, que no eres partidario del expresionismo y a mí me incluyes en este movimiento artístico."......

No entiendo que me quieres decir con esto. Efectivamente no soy partidario del expresionismo pero no veo pq no te puedo incluir a tí en ese movimiento.....

Claro siempre es cuestión de gustos. Eso es lo que hubiera contestado una señora que pinta bodegones con flores, en la clase de 19:00 a 20:30 todos los miercoles (todo ello muy digno por supuesto). Sin embargo esperaba una respuesta mas elaborada tratándose de una artista profesional........

saludos.

Fdo: El Anónimo Estructurado.

Anxova dijo...

Como se suele decir en Internet,

"DON'T FEED THE TROLL!"

Carmen Martin dijo...

Esta manera tuya de expresar lo que sientes con mi pintura, me está pareciendo, cada vez más, MALA BABA.

Si te decepciono tanto como dices, deberías mostrar más indiferencia, como hago yo contigo. No te esfuerces tanto en cabrearme, porque te aseguro que no lo vas a conseguir; en el fondo me halaga tanta dedicación por tu parte para intentar hacer daño, quiere decir que debes considerarme muy buena. Yo sé bien lo que quiero y lo que me gusta hacer así que adiós, hombre, búscate otra diversión.

Como ya sé que vas a seguir, yo aquí lo dejo, ya veo de qué vas.

Mariota dijo...

Carmen, tu pintura... ¡MoLa MogollÓn! Tengo que admitir que no me animé a ver tu blog hasta que te ví colgada en el andamio :D y ahora sé que no puedo irme del colegio sin un cuadro tuyo. Como explicarlo con palabras sin que quede “friki”...
Mi vida tiene banda sonora... si si,... una banda sonora compuesta por cienes de canciones y de imágenes que me acompañan allá donde voy y creo que tus cuadros reflejan en cierta medida ambas cosas ¡¡¡PiNtaS MÚsicA!!! lo supe al ver las estaciones de tren de Santiago y Ferrol, los cuadros de las vacas, … los cuadros de los pies de C.A.M.F, el mar de Ferrol...
Soy muy mala explicándome, pero te puedo decir que muchos de los cuadros hicieron que me saltara el corazón. Reflejan momentos de mi vida tal cual como me gusta verlos y “oirlos”. Que guay haberte conocido!!

PD. Me acuerdo de la exposición que hiciste en Cafeto de “madre no hay más que una...” me había encantado!.

Carmen Martin dijo...

Se pintan cuadros, luego la gente muchas veces los compra o te dicen que les gustan mucho, pero, ¡son tan diversos sus motivos!

Hace años, un hombre que se llamaba Jose, me compró unos cuantos cuadros y me contó que le gustaban porque al mirarlos se sentía flotar en el espacio, los colores de los cuadros o quién sabe qué le hacían escaparse de todas las cosas cotidianas.

Yo, aparte de alegrarme porque había vendido unos cuadros, y eso siempre alegra, ya que es para lo único que crees valer un poco, me animó a expresar siempre lo que las cosas me hacían sentir cuando las pintaba.

Habíamos sentido lo mismo y no podía alcanzar mayor felicidad y ayer cuando leí lo que a María le hacían sentir mis cuadros me he vuelto a sentir igual.

"Pintar música", qué bonita cosa es que alguien defina con palabras lo que uno hace ¿eso es escribir música?

Gracias, María, me encanta lo que has escrito.

Telesforo dijo...

Estimada Carmen:

Es la primera vez que te escribo, pero es que llevo todo el verano esperando nuevos trabajos y entradas, y desde mayo nada de nada.

Entiendo que con una niña de meses lo tendrás muy difícil, pero seguro que pintas o dibujas algo.

Hace algún tiempo que te sigo y disfruto con cada nueva entrada, trabajo, idea, etc. Tus pinturaenacción -así, rápido, de corrido- son un disfrute (gracias al trabajo discreto del fotógrafo).

De vez en cuando miro tu web, pero nada. Voy al de Anxo, y tampoco.
Espero que no tengais ningún problema especial.

Esto es lo que pasa con internet, que uno "conoce" a una gente estupenda, a la que se aficiona, y, como son lazos anónimos e invisibles, a veces, en un movimiento te quedas fuera de juego. Es como el que sigue a otro coche por un camino en una noche de niebla, y de pronto se para, o se desvía: te quedas tirado. Nunca sabemos a cuánta gente llevamos detrás.

Espero que volváis muy pronto a deleitarnos a tantos como os seguimos y procuramos aprender de vosotros.

Un saludo,
Telesforo

Carmen Martin dijo...

Hola, Telesforo, pues yo te aclaro en un pis-pas todas tus dudas.

Lo primero, te comunico que afortunadamente no nos ha pasado nada malo, ni tampoco ha sido por falta de tiempo debido a Elisa, que así se llama el bebé, ni de José ni de Rosalía, nuestros otros dos hijos.

En esas noches de niebla desde tu coche que sigue al mío, habrás comprobado que aunque llevo tres niños, eso no me impide hacer maniobras variadas y divertirme al volante. Vamos, que no he dejado de pintar, ni de disfrutar con las clases, ni ná de eso. Lo mismo le sucede al discreto fotógrafo.

Lo que sí es cierto es que ha habido muchos cambios de planes. La escuela que teníamos, se ha convertido en "La Casa de los Cuadros" y mi "Pintura en Acción" es mucho más discreta que nunca, y te explico el porqué.

Como tú bien dices, uno no se imagina nunca cuánta gente lleva detrás, y eso desanima un poco. A mí ahora tú me has dado una alegría enorme, porque en cierto modo veo recompensado mi trabajo.

Nosotros ahora nos vamos a vivir a Andalucía y mi pintura en acción se vendrá también conmigo. Estos días estamos bastante liados con el traslado, pero como sé que estas ahí, iré, iremos poniendo cosas nuevas.

¡Muchísimas gracias, Telesforo!

Elsa Sposaro dijo...

Carmen: Me atrae tu obra, toda tu obra. Es una ventana a la vida. En tus cuadros veo lo que me rodea, solo que no lo veo a diario y sí lo descubro en tu pintura...frescura, paisajes, rostros, edificios...todo cobra vida con tu mano y tu pincel...un saludo siempre desde Argentina
Elsa Sposaro
http://elartedelaesquina.blogspot.com/

Elsa Sposaro dijo...

Ay Carmen! Vuelvo de vez en cuando a tus páginas y me deleito con tu magia meiga!
Me maravillo de descubrir a través de tu mirada, la belleza en los sitios donde yo, por las mías, no encuentro nada...
Gracias por tu obra y no me canso de escribírtelo...la fuerza de tu pincelada, me deleita y entusiasma.
Un cariño!
Elsa Sposaro
Argentina

Carmen Martin dijo...

Elsa, antes de nada quisiera disculparme por no haberte contestado antes. Ultimamente no escribo casi nada por aquí, pero me encanta lo que has comentado. Me emociona pensar que mientras yo siento miles de cosas pintando, otros como tú. las sentís de un modo tan bonito. Es precioso lo que escribes y como lo escribes. Muchísimas gracias.

Seguir por e-mail