jueves, 14 de mayo de 2009

Ociosidad

http://www.carmenmartin.com/proy/pea/2008/06n/slides/0806n_13.jpgSiempre se oye decir que cuando alguien está ocioso le vienen todos los dolores. Pero yo nunca había oído decir que además alguna gente se vuelve mala.

Por ejemplo, cuando alguien se acomoda en su trabajo, empieza a ver enemigos donde no los hay y en lugar de aprender o disfrutar de las cosas nuevas que enriquecerían su trabajo ve fantasmas y demonios, y si puede eliminar todo aquello que lo aparta de su rutina y de su ociosidad, lo eliminará.

Yo creo que otras veces esa maldad de la que hablo se manifiesta en gente que simplemente no tiene nada que hacer.

Por ejemplo: hace unos meses, cuando fui a pintar al Pedroso (Narón) en una de mis jornadas de Pintura en Acción, nos encontramos un caso de estos.

Yo fui a limpiar los pinceles a un fregadero que había allí, que usan los campistas para lavar los utensilios de las parrillas, y no me había dado cuenta de que desaguaba al río. Con tan mala suerte que, un tipo aburrido y mala leche empezó a llamarme la atención y a sacarme fotos. Hasta llamó a la policía porque aseguraba que yo me dedicaba a propósito a contaminar el río.

Por supuesto, no servía de nada ni explicarle, por las buenas, que no sabía lo del desagüe, ni que el agua de lavar los pinceles era inocua -estaba usando acrílicos de gama Basics, que llevan pigmentos no tóxicos- y hasta mis gatos se beben a veces esa agua y no se han contaminado nunca*. ¡Él estaba muy enfadado! y hasta creí que me pegaría.

Hoy, después de muchos meses de aquello, a este mismo tipo, al pasar por delante de nuestro local, de donde yo salía tras descargar unas pinturas, le oigo decir entre dientes: "Claro, tiran la pintura al río..."

Y yo pregunto:
¿A qué viene tantísimo odio? ¿se trata de ignorancia o de ociosidad, como antes decía? ¿o es todo junto?

Me asombra siempre ver el odio de la gente hacia cosas que ni sabe ni se pregunta si molestan o no. Es maldad por maldad. Sientes como si TE ODIARAN hicieras lo que hicieras, aunque fuera algo buenísimo que les beneficiase. No sabes por qué tanto odio, pero lo sientes encima.

Igualmente, en los blogs veo también que, por ociosidad, mucha gente discrepa por discrepar. Se enredan los argumentos y el único sentido final es destruir al otro, vencerle cueste lo que cueste.

Seguro que tú, que lees esto que escribo, conoces de lo que hablo. Todos sentimos ese odio, sin provocacion previa, sobre nosotros alguna vez y sin saber por qué. Pero o bien se deja correr o te dicen que lo dejes correr.

A mí siempre me aconsejan esto último.

La maldad incondicional no tiene sentido, no se puede justificar, pero todo el mundo la respeta y tolera. Es una fuerza oculta de la gente buena que deja que la maldad impregne las cosas. Simplemente no se dice nada y ya se sabe que el que calla, otorga.

¡Debe ser que gusta la maldad!

Digo yo.


*Aparte de desconocer dónde desaguaba el fregadero, aparte de que la pintura era no tóxica, aparte de ir con el permiso del Concello de Narón, realmente el uso normal de estos fregaderos es bastante más contaminante: en ellos se limpia la grasa de las parrillas -bastante nociva- y se usan libremente todo tipo de jabones y detergentes, con tensioactivos sintéticos incluidos. Tampoco, por supuesto, existe advertencia alguna en el lugar respecto a restricción alguna en el uso de los fregaderos. Aparte, para la limpieza, que solo implicó brochas y pinceles ya escurridos, según se ve en la fotografía, no se utilizó detergente ni jabón de ningún tipo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No tienes que preocuparte demasiado por este tema. El ecologismo de saloon cala en la sociedad lo mismo que la seguridad ficticia.

Tan solo son maniobras de distraccion para ocultar los autenticos desastres ecologicos y la incompetencia del sistema para controlarlos. Culpabilizando a la sociedad de todos los males posibles (destruccion del planeta, crisis economica, terrorismo internacional., etc etc.)

La Union Europea en su afan de justificar algo mas que una simple union comercial, crea comisiones para distraer a los retirados de oro de la politica interna de cada pais. Comisiones pintorescas e inutiles, pero que dan glamour y cache y que venden al ciudadano como trascendental y asi hacernos creer que estamos en buenas manos.

Los pintores somos una de los especimenes mas peligrosos. Usamos productos quimicos, pigmentos minerales, tintas, papeles y pintamos lo que vemos o imaginamos. No pretendemos salvar el mundo pero si humanizarlo. Y eso,
de todas todas es peligroso.

Yo el unico blanco que utilizo para pintar al oleo es el blanco de plomo y me resulta practicamente imposible de conseguirlo a no ser que recurra a una autorizacion municipal, la cual no solicito na vaya a ser que me pongan en un fichhero de pertenecer a.. ves a saber tu que grupo... Como si los profesionales de la pintura durante siglos no supieramos lo que tenemos entre manos.

En fin, esperemos que que se sigan distrayendo con los jugetes de los puercos*

Filicitaciones por tu pintura y por lo que haces

Marcelino Rodriguez

*) Un granjero de Berga, Barcelona fue multado por no poner jugetes para distraer a sus cerdos. Imcumpliendo una normativa europea.
Supongo que la misma normativa no dice nada, respecto a preguntarles a los cerdos si lugo quierran convertirse en chorizos.

Carmen Martin dijo...

Marcelino, me gusta mucho lo que dices y que curioso lo de los cerdos. Por lo menos eso tiene gracia.Yo sigo pensando que hay mucha gente tan acomodada y aburrida que no encuentra otra cosa que hacer mejor.Suerte con el blanco de plomo,y un saludo.

Seguir por e-mail