martes, 10 de noviembre de 2009

El primero de la serie

Carmen se quedó ayer por la mañana en el estudio. Cuando volví al mediodía me encontré esto:


Estar casado con una artista como Carmen da estas sorpresas. Creo que soy muy afortunado.

Este cuadro es el primero de la serie de autorretratos que se hará desde este sexto mes hasta el final del embarazo. Serán expuestos en Coruña, en la Casa del Mar, y cada uno de los cuadros será un poco más grande, creciendo al ritmo de su vientre. Además, el conjunto expresará un movimiento, que iréis descubriendo poco a poco.

Para mí este es uno de sus cuadros más hermosos, una afortunada síntesis de color, forma, tema... En especial me gusta el trazo, la mirada y la luz, que logra destacar el volumen magistralmente. Además expresa esa mezcla de fatiga, belleza y serenidad de las madres cuando están en los últimos meses de embarazo. La incorporación de la mujer al arte, es quizá lo más importante del arte actual. Un tema como este, tratado desde la óptica de la propia mujer, como algo natural, es algo inédito, impensable en otras épocas, y me atrevería a decir que maravilloso.

6 comentarios:

Manolo Lopez dijo...

Anxova, no babes más, que va a provocar una inundación. Es broma tienes muchos motivos para hacerlo repapa. En principio felicidades a los responsables de la obra “carnal” y esperamos ver el seguro que precioso resultado. El que compartáis estos momentos de intimo/arte demuestra lo grandes que sois en lo intimo y en el arte. Repito mis felicitaciones a los “futuros” y estaré pendiente de los progresos volumétricos. Un abrazo

Anxova dijo...

Ostras, ¿tanto se me notó? xDD

Gracias, Manolo.

mariano dijo...

Muy bueno, Carmen.
Tú eres capaz de pintarte en el mismo parto...
de hecho no sé porqué te he dado la idea. Ahora me la vas a copiar ¡y yo no puedo hacerlo!...
¡mierda!

Carmen Martin dijo...

Gracias por la idea, Mariano. Intentaré convencer a la matrona para que me deje pintar en el parto. Aunque lo dudo mucho, ya que casi no le dejaban entrar a Anxo cuando nacieron Rosalía y José... mucho menos a un bote de pintura.

Lo que sí haré, como las otras dos veces, será dibujar a mi hija en cuanto me suban a la habitación, una o dos horas después de nacer. Muchos besos.

mariano dijo...

Estoy impaciente por ver ambos resultados (el humano y el pintado)

Mariota dijo...

Ay Carmen, que se me pusieron los pelos de punta!! QUE BONITO!!!
Cuantas ganas tengo de que tomarme un café contigo. A ver si para el puente te llamo y por lo menos hablamos un poco, que quiero que me cuentes cosas!! (sobre todo de mi Rosalía).
Un besazo!!! Y FELICIDADES!!!

Seguir por e-mail