jueves, 29 de marzo de 2007

Campus de Esteiro - Temple al huevo

La semana pasada Carmen estuvo todo el día en el Campus de Esteiro, orgullo universitario de Ferrol. Recorrió todo el campus -y yo con ella- con los bártulos que necesitaba para pintar al temple.

El tiempo se le pasó rápido, aunque hizo nueve cuadros, sobre tablas que en algunos casos eran realmente grandes.

Pintó con el antiguo procedimiento del temple al huevo, de yema pura. En esta ocasión preparamos una fórmula muy líquida para permitir que las pinceladas fuesen más largas y que la pintura cubriese fácilmente superficies muy amplias.

Curiosamente, aunque el temple es una técnica muy antigua, que se supone idónea para trabajos minuciosos, de elaborada factura, Carmen pudo utilizarlo con gran rapidez, y se adaptó maravillosamente a sus pinceladas largas y enérgicas, y arrojó un resultado de acabado muy moderno, como bien puede verse.

Aunque la palabra "Campus" casi todo el mundo la relaciona con la algarabía juvenil, los nervios tras los exámenes, es decir "vida", el campus de Ferrol es tristemente un lugar silencioso y apagado. Los trabajadores de los diversos edificios administrativos de la Universidad en el Campus de Esteiro se dejaban ver y participaron mucho más que el alumnado. La mayor parte de los retratados fueron trabajadores del campus, si bien algunos profesores, como Manolo Romero al principio, o Armando Yáñez al final de la jornada sirvieron de modelos. También algunos otros personajes conocidos de la Universidad, como Bores, el aparejador... y su mujer... también Severino, un alumno de la Universidad Senior, tres chicas sonrientes de las oficinas...

Entre todos arroparon la intervención artística de Carmen haciendo que el día transcurriese agradablemente. El campus en sí, es decir, el conjunto de edificios y jardines es realmente bonito. Recogido, pequeño si se quiere, pero muy agradable, con un aire de familiaridad, de algo cercano y accesible que se agradece.

Finalmente, después de nueve horas, cuando ya era noche cerrada, y tras un periplo por las instalaciones cargando con caballete, paletas, pinceles, palangana para el agua y demás, y siempre con la compañía de Fernanda Soutullo, incansable -aunque después de tanto patear también acabó cansada-, el esperado premio: una alumna ¡una auténtica alumna de Humanidades! posó leyendo plácidamente para el último cuadro de la jornada.



Aunque en principio el plan fue montar la exposición en la Facultad de Enfermería y Podología, y de hecho la montamos dos veces en diferentes lugares del centro, la exposición ha sido trasladada al estudio de Carmen, y podrá contemplarse en el escaparate de Escola Aberta de Arte (calle del Sol con calle Lugo), en Ferrol, desde el lunes 2 de Abril.

Y ya estamos preparando la próxima maratón, a finales de Abril. ¡Os esperamos!

No hay comentarios:

Seguir por e-mail