miércoles, 20 de febrero de 2008

29 de Febrero: Electro-Rayma en Río do Pozo - Narón


El viernes 29 de Febrero iré a pintar a una fábrica de electricidad de Narón. A Electro-Rayma.

Y estoy muy contenta porque me hace pensar en cuando era pequeña e íbamos a la empresa de mi padre, que es electricista.

El fin de semana les llevábamos de comer a unos perros allí a la nave. Había dos perros. Una se llamaba Tula y era grande y aparentemente peligrosa, aunque se derretía por una caricia. Era una doberman. El perro era un pastor alemán y aunque jugaba mucho más con mi hermana y conmigo y nos encantaba, curiosamente no recuerdo su nombre.

Mi padre, al que le encantan los animales, les echaba de comer una especie de arroz con carne rarísima que venía dentro de un plástico. Lo sacaba, lo calentaba y olía fatal. Pero ahora recuerdo aquel olor y me encanta. Se mezclaba con el olor que desprendía el taller. Todo oxidado, lleno de cablecitos tirados por el suelo ¡tan interesantes para reciclar y hacer pulseras! Me encantaba ver turbinas, máquinas, las herramientas de mi padre colocaditas en su lugar.

También subíamos unas escaleras y nos dejaban tomar un chocolate tan original, entonces. Ponías el vaso y caía el líquido.

¡Cuántos recuerdos y qué ilusión ir a pintar a este lugar!

Parece que voy a hacer un viaje al pasado y creo que los cuadros de alguna forma tiene que hablar de todo esto que os cuento. Gracias por escuchar tanto rollo.

No hay comentarios:

Seguir por e-mail