miércoles, 26 de marzo de 2008

Els quadres pintats a Vic

Estos son los 11 cuadros pintados en Vic, en los días 18 (Plaça Major) y 20 (Temple Romà). En breve estarán estas fotos en mi web, que permanecerá cerrada durante las 24 horas que dura el proceso de ampliación, pero mientras las cuelgo aquí para que podáis ver los cuadros.

También os incluyo mi primer recorte de prensa ¡en catalán! (aunque "el català és fácil", os ponemos la traducción debajo).

Día 18 (martes) en la Plaza Mayor:


























































Día 20 (jueves) en el Templo Romano:


















































































Artículo aparecido en El 9 Nou (periódico local) el jueves 20-3-2008. También se grabó un reportaje para la cadena de televisión local:



















Traducción:
12 horas de un paisaje
La pintora Carmen Martín retrata la plaça Major durante todo un día
Vic/Jordi Vilarrodà

Comenzó por la mañana, justo cuando se acababan de montar los puestos; continuó al mediodía, cuando el mercado de los martes estaba en plena animación; siguió cuando se desmontaba y limpiaba la plaza, y terminó por la noche, con el Mercadal nuevamente tranquilo y la gente paseando. Doce horas con el caballete, durante las cuales la artista gallega Carmen Martín intentó reflejar en su pintura el paso del tiempo sobre un paisaje. Este jueves repetirá la experiencia en el Templo Romano, donde sus obras quedarán expuestas hasta final de mes, dentro de los actos conmemorativos del 125 aniversario del descubrimiento del monumento.

Las acciones pictóricas de doce horas son un componente fundamental en la obra de esta pintora de Ferrol (A Coruña), donde todo comenzó a partir de la propuesta de una exposición. "Quería que la gente de la ciudad viese como iba trabajando", explica, "y cada vez se fue ampliando a más lugares". Paisajes diferentes, y no siempre paisajes... "Para mí, es una forma de crecer artísticamente", explica.

Las acciones de Carmen Martín, que habitualmente le comportan trabajar en la calle o en medio de la gente, son también una manera de reivindicar la pintura y el oficio de pintor, de demostrar que el arte contemporáneo no se limita a instalaciones y vídeos: "Creo en lo que hago, y quiero demostrar que aún se sigue pintando, pese a que el arte oficial no nos apoya", explica.

En su trabajo, Carmen Martín -que se formó artísticamente en Barcelona- utiliza indistintamente el óleo, la acuarela y el acrílico. En Vic, ha llevado este tipo de pintura, por una cuestión de comodidad en el viaje. Planta su caballete bajo las arcadas, y comienza a dibujar el perfil de la Casa Comella -el segundo cuadro del día- después de preguntar qué es aquel edificio modernista. A su alrededor, comienza a formarse un corro de gente curiosa que hoy verá cómo trabaja una pintora.

Seguir por e-mail