sábado, 21 de marzo de 2009

A "Biblioteca Máxica" no Diario de Ferrol, 21-03-2009

FOMENTAR LA LECTURA

Una biblioteca mágica en el colegio Ibáñez Martín


Carmen Martín plasmó sus primeros dibujos en el mural a lo largo de esta semana

REPORTAJE DE MARTA QUINTEIRO

La pintora ferrolana Carmen Martín se ofreció hace unos meses a la dirección del centro para elaborar un mural en su biblioteca. Esta semana, el proyecto se ha convertido en realidad, y la artista ya ha plasmado sus primeros dibujos en el colegio de Recimil.

Trabajar por amor al arte no es, en la actualidad, una práctica muy extendida entre los ciudadanos, y menos en tiempos de crisis. Pero para la pintora Carmen Martín el hecho de pintar de balde tiene mucho que ver con su manera de desempeñar su oficio, ya que considera que salir del taller y que la gente vea cómo pinta tiene una connotación reinvindicativa. “Es mi forma de demostrar que los pintores que utilizamos el pincel también podemos ser contemporáneos y seguimos trabajando, aunque no seamos artistas conceptuales ni expongamos en los mejores espacios”, aseguró.

Partiendo de esta idea, la pintora ferrolana se ofreció hace unos meses al CEIP Ibáñez Martín para elaborar un mural que rodeara la futura entrada de la nueva biblioteca -ya que el centro pretendía cambiar la ubicación de la actual- y sin cobrar por ello, ya que tan sólo solicitó al colegio que le financiaran el material necesario, como pueden ser las pinturas y los pinceles. Tras varias conversaciones con el equipo directivo, el proyecto fue aprobado en el Consello Escolar a finales de 2008 y en el mes de diciembre Carmen comenzó a preparar los bocetos que esta semana empezó a plasmar sobre la pared del colegio de Recimil.

El mural, que ocupará una superficie de unos 45 metros cuadrados, representará una gran estantería llena de libros en la que la artista dará vida a cuentos y a libros de texto de las diversas materias integradas en el currículum escolar. Además, en la obra de Carmen Martín también tendrán cabida las fiestas populares que se celebran en el colegio a lo largo del curso, como el Entroido, el Magosto o la Navidad, y todo aquello que cualquier profesor, padre o alumno desee aportar. “Es una ilustración gigante en la que cuanta más gente participe, mejor”, aseguró la pintora. Así, por ejemplo, esta semana decidió incluir en el mural el cuento de “Los tres ositos”, ya que los docentes lo consideraron conveniente, al ser una historia muy utilizada en las aulas de los más pequeños para explicar los tamaños.

La mayoría de los libros dibujados aparecerán abiertos y muchos de ellos lo harán volando por el mural; otros subirán por la escalera y de algunos saldrán los protagonistas del cuento.

El objetivo no es otro que el fomento de la lectura entre los niños y animarlos a visitar la biblioteca del centro más a menudo. De ahí también que se haya decidido denominar a la nueva sala de estudio la “Biblioteca Máxica”, un nombre sugerente y que, tal y como pensaban, funciona, ya que los niños lo retienen con facilidad.



No hay comentarios:

Seguir por e-mail